Publicado por William Alexis Diaz Bastidas en qu4nt

Chico frente a un mundo de datos en la computadora
Fotografía de Tim Gouw Cortesía de Unsplash

Vivimos en un mundo de datos y agitado por cambios permanentes en todos los ámbitos del ser humano, lo que crea sociedades complejas, cuyas decisiones están determinadas en ocasiones por la gran cantidad de datos tácitos implícitos en una variedad de problemas.

La educación sea un área de gran relevancia a escala global, y el análisis de datos resulte determinante en el proceso de enseñanza-aprendizaje tanto en contextos presenciales como virtuales, debido a que las instituciones educativas en sus diferentes niveles hacen poco uso de los datos de estudiantes, además de la carencia de diseños instruccionales ajustados con los datos que se manejan y con las necesidades de formación que demandan los estudiantes.

La educación en el mundo de datos

De manera que, la habilidad en el manejo de grandes cantidades de datos condiciona a las instituciones educativas para intervenir en los procesos de formación, permitiendo su adaptación y personalización a partir de la perspectiva propia de la apropiación sobre los conocimientos que haga el estudiante dentro de un ambiente de permanentes flujos informativos en red.

un mundo de datos en libros
Foto de Sharon McCutcheon en Unsplash

De allí lo determinante que resulta dentro de contextos educativos, establecer el papel que tendán los datos conversacionales y el análisis del contenido que se deriva de éstos. Esto permite conocer el impacto de las interacciones generadas para tomar decisiones a tiempo en función de los cambios percibidos, pero también predecir resultados mediante la identificación de patrones de acción y comportamiento. Toda esta información debe ser aprovechada para tomar como referencia y soporte de una aplicación analítica que se adecúe a cada contexto.

Esto permitiría el desarrollo y adaptación de métodos estadísticos de aprendizaje automático y, al mismo tiempo, estudiar los datos generados tanto por estudiantes como por docentes, vincularlos en el análisis con aspectos pedagógicos y de mejora del aprendizaje, por ello la necesidad de adquirir y almacenar los datos y analizarlos para su visualización posterior a fin de determinar fallos, errores mejorando, en suma, todo el proceso de aprendizaje.

Foto de rawpixel en Unsplash

Los diseños instruccionales y el aprendizaje

Todo diseño instruccional responde a necesidades de aprendizaje. Estas pueden ser detectadas tanto de manera presencial como a través del uso de plataformas tecnológicas, ya que los procesos de comprensión y aprendizaje están altamente determinados por factores internos y externos.

Acerca de esto, Luzardo (2004) sostiene que “es necesario entonces que los modelos de diseño de sistemas instruccionales adecuen los matices contextuales al aprendizaje y a las situaciones de transferencia tomando en cuenta la dinámica del contexto más amplio de una situación instruccional” (p.34)

Como proceso educativo, el diseño instruccional también amerita una planificación detallada de las actividades académicas que se pretenden desarrollar, y resulta una herramienta didáctica clave para alcanzar este propósito.

El diseño instruccional es un proceso reflexivo, crítico y creativo. Comienza con la existencia de un problema o necesidad de aprendizaje y se concreta en la elaboración de un plan o estrategia para satisfacerla.

El diseño instruccional, se considera parte central de todo proceso de aprendizaje, siendo una planificación detallada de las actividades educativas sin importar la modalidad de enseñanza. Como heramienta, es parte de un proceso con fundamentos teóricos en disciplinas académicas, especialmente en las relativas al aprendizaje humano, que buscan la comprensión, uso y aplicación de la información, a través de estructuras sistemáticas, metodológicas y pedagógicas. (Yukavetsky, citado en Luzardo 2004:36).

El uso de datos en el diseño instruccional

Entonces, el manejo adecuado de datos dará pie a la creación de un diseño instruccional que permitirá predecir y asesorar sobre el aprendizaje de los estudiantes, diseñándose clases a la medida con una atención más personalizada, dándose respuesta al mismo tiempo a la innovación del diseño curricular, así como de mejoras en los procesos de gestión para la creación intelectual, tales como: la metodología de enseñanza docente, los estilos de aprendizaje, la creación de nuevas carreras de pregrado y posgrado, los cursos de asesoramiento, perfeccionamiento, actualización y formación continua, entre otros.

El planteamiento que hacemos aquí, apunta hacia la revelación sobre la existencia de una suerte de paradigma emergente basado en el uso de plataformas para procesos de enseñanza- aprendizaje, sirviéndose de una pedagogía construida en torno a datos y estructuras algorítmicas orientadas al mejoramiento de la praxis educativa en sus diferentes contextos.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: