Escrito por Franco Vielma para qu4nt

La cineasta Erika Lust. Imagen cortesía de Scoopnest.com

Es un hecho indiscutido, que las políticas de mercadeo en cualquier empresa, sea grande o pequeña, adquieren mayor consistencia cuando se desarrollan mediante una adecuada gestión de la información disponible sobre el ramo, puertas adentro y puertas afuera.

Las experiencias son exitosas para aquellos emprendimientos que, gracias a un eficaz uso de la ciencia de datos, amalgaman sus procesos integrales de gestión.

A la hora de proyectar sus productos, algunas empresas suelen montarse en la ola dominante, o lo que llaman las preferencias de los consumidores, otros en cambio, emplean un enfoque disruptivo para desarrollar una política de mercadeo focalizando su gestión en puntos de interés que en algunos casos, van a contracorriente de la tradición en esa misma empresa. Las posibilidades son infinitas.

El insólito caso de la industria de entretenimiento para adultos

Pese a verse atravesada por el tabú, en algunos países por regulaciones y en otros por la prohibición, la industria del porno se ha consolidado como un segmento (secreto a voces) del hecho y conglomerado cultural. Es en esencia, un conjunto de productos con un lenguaje audiovisual propio, que se ha posicionado y hasta ha moldeado las preferencias de sus consumidores como pocas marcas lo han logrado, creando un segmento de mercado cada vez más amplio y que tiene su principal asidero en las nuevas tecnologías.

Gif desde Giphy.com

Es un hecho que cada click arroja un dato. Esta industria del entretenimiento ha arrojado datos muy relevantes, al tiempo de ser uno de los ramos que más mueve dinero en la red. La compañía californiana MetaCert arrojó en 2013 el ranking mundial que revela los países que más pornografía alojan en sus servidores de internet.

Los líderes mundiales son los Estados Unidos, con 60% de la pornografía online. Dos tercios de esos sitios para adultos pertenecen a California, que es asidero también de un gran conglomerado de producción de estos contenidos (como una especie de Pornywood). En total, el país tiene 4,2 millones de dominios que contienen porno.

Mientras tanto Holanda aloja un 25% del contenido triple X mundial, con 1,8 millones de dominios que llevan a una sorprendente cantidad de sitios para adultos: 187 millones de páginas web en varios idiomas. Luego se ubica el Reino Unido, con 512 mil dominios y 52 millones de sitios porno. Alemania se ubica en el cuarto lugar, con 8 millones de páginas con contenido explícito repartidas en 80 mil dominios.

Uno de los sitios más afamados por ofrecer estos contenidos, Pornhub, reveló en 2018 las estadísticas de visitas a su página durante 2017 y podrían ser muy representativas de la tendencia global.

El líder mundial en tráfico a dicha página es Estados Unidos, le siguen Reino Unido, India, Japón y Canadá.

Top 20 de trafico por países a Pornhub. Fuente: Pornhub.com

Por otro lado las categorías más buscadas a escala global fueron “lesbian”, “hentai”, “milf”, “step mon” y “step sister”.

Es sumamente relevante un mapamundi del porno que hace Pornhub, al catalogar las búsquedas más frecuentes por cada país, revelando con ello cifras sumamente útiles para el desarrollo de la batería de contenidos para dichas páginas.

Categorías porno más vistas por país en el sitio Pornhub. Fuente: Pornhub.com

En Estados Unidos, Canadá, México y gran parte de américa latina la categoría dominante es “lesbians”. En Rusia predomina la categoría “anal”, en China, Ecuador, Perú y Chile predominan quienes consumen contenidos catalogados como “hentai”. En el norte de África y la región del Magreb domina la categoría “arab” y Europa occidental está dividida en países cuyas categorías de preferencia son “milf”, “mature”, “lesbians”, entre otras.

Lo que esto indica, es que en países como China e India, cada vez más hiperpoblados y cada vez más consumidores de estos contenidos multimedia, el alcance de los contenidos “hentai” y “milf” tienen un enorme potencial para generar tráfico, pues según Pornhub son los de preferencia en dichos países y permiten que los sitios webs promocionen más rigurosamente estas categorías. Esto infiere que muchas páginas webs en idiomas locales estarían privilegiando estas categorías en sus portadas.

Otro elemento a subrayar sobre la gestión de datos para el diseño de productos y mercadeo por parte de los sitios porno, es el creciente número de consumo de porno por parte de mujeres. En el sitio web statista.com fueron difundidos datos que ilustran la frecuencia con la que el sexo femenino consume porno, según una encuesta global realizada en 2017. El 18% de las mujeres encuestadas afirmó ver porno diariamente, mientras que la gran mayoría de ellas, el 63%, declaró hacerlo de forma semanal.

Este dato arroja un sinnúmero de posibilidades para el diseño de contenidos cada vez más pensados para mujeres, pues es un hecho que la tendencia predominante en la estética y visual del porno está pensada casi exclusivamente desde la perspectiva de los hombres, para gusto y preferencia de los hombres. También del consumo de porno cada vez más frecuente en mujeres, se deriva la promoción de categorías para ellas.

Imagen tomada de WordPress.com

Erika Lust, una conocida cineasta del porno, ha estado en la vanguardia de una nueva generación de mujeres cineastas en esta industria que están privilegiando el desarrollo de este material audiovisual desde la óptica femenina. De hecho ella califica su trabajo como “feminista”, al incluir contenidos, planos y paletas, que según la cineasta superan la tradicional lógica degradante de la mujer en estos filmes y que por el contrario, las presenta como proactivas, liberales y empoderadas.

Por más controversiales y rebatibles que puedan ser las apreciaciones de Lust y el argumentario todo de la industria pornográfica, lo cierto es que la industria del porno se rediseña en función de las preferencias catalogadas de sus consumidores. Un ejemplo de un cada vez más eficaz empleo de la información.

En definitiva, la ciencia de datos irrumpe en el hecho económico como una inercia ineludible. El mundo se compone con volúmenes cada vez más grandes de datos y la gestión económica de cualquier empresa, está imbuida en ellas.


Franco Vielma

Franco Vielma

Sociólogo, analista y escritor. Sociedad, economía, sociedad de la información, comunicación, procesos socioculturales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: