Escrito por Natalie Vielma Vinci en qu4nt

Imagen cortesía de Venveo en Unsplash

Si han leído todos nuestros artículos habrán notado un común denominador, los datos. El valor de los datos junto a las tecnologías que tenemos hoy en día hacen que nuestro futuro empresarial tenga mejores oportunidades. Es mucho más fácil tener las herramientas para mejorar tu empresa a tiempo si sabes por donde comenzar. Allí es donde los datos tienen el potencial de darnos esas respuestas.

Al tener un negocio, ya sean medianas o grandes empresas, solemos enfrentarnos a una serie de problemas y situaciones que van apareciendo conforme el negocio va creciendo. Si eres un emprendedor o un empresario te recomiendo leer este artículo. Estos son los desafíos más comunes que tienen las empresas y nuestro consejo para solucionarnos.

¿Cómo organizar la mercancía y controlar los almacenes?

Cuando a una empresa le comienza a ir bien, es de esperar que sus productos se vendan cada vez más, pero si las ventas aumentan y no les hacemos seguimiento, podemos perder el control sobre la mercancía. Para reducir este riesgo, necesitamos tener una panorámica actualizada de las existencias de nuestros productos o insumos, y hacerles seguimiento desde su compra o manufactura hasta las ventas, pasando por el almacenamiento y la distribución. Bien se sabe que es muy común perder la noción de la cantidad de productos que están disponibles en almacén si no están debidamente organizados.

Imagen cortesía de Wade Austin Ellis en Unsplash

En estos casos requerimos de técnicas descriptivas que nos muestren lo que ha estado y está pasando, técnicas predictivas que nos indiquen aquello que, con mayor probabilidad, puede pasar en un futuro próximo (como la demanda estimada de nuestros productos para la próxima semana), y también de técnicas prescriptivas que nos indiquen la cantidad óptima a adquirir de cada producto y a cuál proveedor.

Talento humano y formación del personal

Conforme la producción aumenta el número de empleados también, y si la nomina crece el contacto entre empleado y empleador disminuye. Con esto se hace indispensable la creación de nuevos departamentos y la contratación de personal para distintas áreas, así como la generación de su proceso de capacitación.

¿Cómo saber cuánto personal en cada rol es el mínimo necesario para el funcionamiento adecuado de una empresa? En este caso requeriríamos técnicas descriptivas cuantitativas que nos muestren, usando indicadores, el rendimiento y satisfacción de nuestros empleados y su efecto en nuestros objetivos estratégicos y, por otra parte, técnicas cualitativas o “blandas” para que la organización pueda redefinir sus objetivos estratégicos adaptándose a su entorno.

Baja en las ventas

Aumentar las ventas es el sueño de todo empresario, pero puede ser que llegue el momento en que no todos los productos se vendan por igual o que nuestro único producto (en caso de un emprendedor) no se venda como antes. Debemos ser conscientes de la competencia que existe en el mercado y que nuestros clientes siempre estarán tentados a probar otras marcas.

Es por ello que debemos conocer a nuestros clientes, sus necesidades y hacerlos nuestra prioridad. En estos casos, es posible aplicar técnicas descriptivas más sofisticadas de clasificación para realizar lo que se conoce como segmentación de clientes, y de esta manera saber cómo diseñar estrategias de mercadeo adaptadas a la naturaleza particular de nuestro mercado objetivo.

Imagen cortesía de Xiaolong Wong en Unsplash

Manejo adecuado de datos: hacia una buena estrategia de negocios con recursos mejor empleados

Una empresa puede tener buenas ventas y generar ganancias nunca antes pensadas, pero eso no debe alejarnos de mantener una buena estrategia de negocios ni ser impedimento para reinventarnos. Podemos arriesgarnos a ofrecer un nuevo producto, expandir el negocio o siempre conocer la predicción de la demanda.

Entre tantas opciones, ¿cuál sería la correcta? Las empresas que sean capaces de digerir adecuadamente su propia información y la de su entorno serán aquellas capaces de adaptarse mejor a escenarios cambiantes, y sacar mejor provecho de las oportunidades obteniendo importantes ventajas competitivas y ganando nuevos mercados.

La digestión de esta información requiere el uso de distintas técnicas analíticas capaces de procesar datos numéricos y valoraciones subjetivas. De alguna manera, la infraestructura tecnológica actúa como los procesos mecánicos de esta digestión y la analítica cumple el rol de enzimas para que la información pueda ser asimilada finalmente por la organización. Finalmente, la capacidad analítica de una organización nos permite acelerar nuestra respuesta al resolver problemas, de manera que en comparación a la competencia pareceremos capaces de aprender, como los personajes de Matrix, mediante la descarga directa de conocimiento a nuestro sistema.

Por estas, y muchas otras razones, no debemos subestimar la importancia de los datos para la mejor toma de decisiones ya seamos emprendedores o empresarios, pues si en algo estamos de acuerdo es en que todos queremos lo mejor para nuestro negocio. Asimismo, contar con la guía necesaria para su constante éxito sin tener que esperar tener una señal de alarma para comenzar a actuar.

Grupo de personas en una fiesta
Gif cortesía de GIPHY

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: